¿Qué es la educación No Sexista?

La escuela es un espacio de formación no solo académica, sino que también socio-emocional y afectiva, en la que se reproducen saberes y prácticas en las relaciones de cientos de estudiantes y docentes. En la actualidad estas prácticas y saberes se encuentran fundados en un contexto cultural profundamente heteronormado y patriarcal. A causa de esto, los distintos espacios educativos se erigen como reproductores de patrones socioculturales fundamentados en sesgos de género y discriminación sexista.

El sexismo presente en el sistema educativo es palpable en distintos ámbitos: el currículum explícito ministerial, el perfil de egreso las/os estudiantes, las conductas dentro y fuera del aula, la ausencia de protocolos y de material bibliográfico que problematice la diferencia sexo-genérica, la precarización laboral de profesoras y/o académicas, particularmente aquellxs de género no binarie, las situaciones de acoso y abuso sexual, la reproducción de los estereotipos de género; y no tan solo la accesibilidad que proponen las discusiones relativas al género y la educación. Estos múltiples ejemplos responden a una problemática que necesariamente debe abordarse como inscrita estructuralmente en un sistema socio-político de subyugación hacia las mujeres o cuerpos feminizados.

Ante este panorama, proponemos pensar la escuela como un espacio de constante transformación y emancipación susceptible de ser modificada. Tarea, por lo demás, que debe ser llevada a cabo por todes quienes conforman las comunidades educativas, pero que radica fuertemente en el trabajo docente feminista, emancipador y reconocedor de derechos en las aulas.

Es por esto que, como docentes feministas, trabajamos día a día en los distintos espacios en los cuales nos desempeñamos para instalar y activar una perspectiva pedagógica feminista que garantice la erradicación de las violencias desde la diferencia género.